martes, 30 de diciembre de 2008

2009 ALLÁ VOY



Un día que ni recuerdo, la vida me colocó una mochila a la espalda. Cuando reparé en que me pesaba estaba ya muy llena, demasiado. Tomar conciencia de la carga no fue fácil, lloré desconsoladamente al percatarme de cada bulto. Lágrimas razonadas a base de miedo y esperanzas empaparon cada fardo. Las ganas de encontrarme me dieron el arrojo y el moisés de amables espinas en el que había sido acunada me adormecía a ratos. Uno a uno me deshice de mis límites, al menos los que se materializaron. Me sentí vacía, muy vacía. Volver a llenar mi equipaje se convirtió en la nueva aventura y desde entonces he embalado cada paquete con un sueño y procuro que el peso no reste arranque a mis impulsos, a mis saltos, a mi vuelo. Llevo todo el 2008 doblando cuidadosamente las risas, los llantos, el amor, el desamor, los gozos y el desánimo. Empiezo el 2009 al borde del trampolín, con menos peso y con más ganas. Dispuesta a saltar en cualquier momento.

5 comentarios:

gloria dijo...

Es la mejor manera de hacerlo. Yo aprendí contigo, hace muy poquito, a apreciar los pesos importantes, a descarme de los innecesarios...
Escribes de una forma conmoverdora.
Un abrazo.

María dijo...

Muchas gracias Gloria, me hace mucha ilusión recibir comentarios, mucho más si vienen de tí. Me gusta como escribes y comparto muchas de las reflexiones que inoportunan tus días. Llegué a tus letras por casualidad y decidí quedarme a leerte, continuaré el paseo hacía delante y hacía atrás.
MIS MEJORES DESEOS PARA EL 2009 Y PARA LA VIDA.

marisa dijo...

María llevo dos días y me encanta lo que leo. espr que el 2009 que ahora nos recibe sigamos compartiendo. Un abrazo.

Antonio Fassa dijo...

Pues creo que llevas mucha razón. Gloria suscribe tu argumento, y yo también me hago eco de él. Los equipajes pesados y voluminosos, solo ocasionan infelicidad y, al fin de cuenta la vida es breve. Viajemos por las arterias de la vida ligero de cargas. Será mucho mejor.
Un abrazo María.

María dijo...

Yo también lo espero Marisa, de todo corazón. Arterias de la vida? precioso...que el 2009 mantenga las arterias bom bom bombeadas por corazones propios y ajenos.
Besos.