domingo, 1 de febrero de 2009

NARCOSIS POÉTICA



Tejiendo versos a la sombra de tu vida
obré una madeja desgreñada y confusa.
Hilos trenzados con insomnio y empeño
que me enredaron en tus grises márgenes.

¿Cuánto tiempo pasó mientras
te pensaba en clave de poesía?

2 comentarios:

rodri dijo...

todo el tiempo del mundo...un placer
besos

Anita dijo...

benditos efectos de tu narcosis poética para los que te leemos...
besitos!!