viernes, 27 de febrero de 2009

DETRÁS DE TUS OJOS


Penetré en tus ojos,
abrazando tus córneas.
Dormí en tus párpados,
abrigándome en tus cejas.

Deshojé uno a uno
los barrotes imposibles
de tus pestañas de acero.
¿Me quiere, no me quiere?

A pesar de ti,
a pesar de mi,
en tus ojos sólo hay pupilas…

19 comentarios:

gloria dijo...

Los ojos siempre son hermosos, pero todos pueden darnos lo que buscamos...

María eres increíble, de verdad.

Precioso

(me quedo un rato entre tus pupilas, acomodada, si no te importa)

Un abrazo

marisa dijo...

María es precioso...Esos ojos como una cárcel que te atrapa.Me gusta el ritmo que imprimes al poema. Un beso querida María

AdR dijo...

Leo y... al deshojar la margarita de pequeños barrotes de acero me parece estar arrancando pestañas endurecidas de mis ojos.

Al final solo nos quedamos con uno mismo, y con lo que nos regalen los ojos de otros.

Se te da muy bien.

Besos

rodri dijo...

detrás de unos ojos tanto se esconde... y tú lo has sabido ver.
besos

Anita dijo...

te atrapó alguna miradita no?
La realidad te hace ver que son solo pupilas pero detrás de los ojos hay miles de respuestas.
me en-can-ta este poema, con lo que me gustan a mi los ojos y las miradas, será porque soy miope :P
un beso wapa!

el cuaderno de poemas de ruben dijo...

Habría que llevar todo a los ojos,
al pajar de la luz, que no se quedara nada dentro. Si tienes tiempo te invito a leer mi poema
"miradas"
Un saludo

Ignacio Bermejo dijo...

Las pupilas nos cuentan un poco qué siente el ser de quienes són. Si la pasión lo siega, si la vida lo llena, si el amor lo siente.

Juanma dijo...

"abrazando tus córneas"...ufff, gran verso. Unos ojos que, según me sugiere tu poema, no sabían mirar. O no querían.

Fantástico.

Besos.

Roberto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Tu mirada está grabada en mi memoria...tus ojos cerrados, desbordados de miel, ese rostro dormido sobre la almohada lo guardo a sangre y fuego para mí...

soy un gato que se pierde en sus propias pupilas iluminadas por el desconcierto...

te beso María

impersonem dijo...

A través de los ojos se vislumbra el interior de la gente... a veces impenetrables por la densidad de las pupilas.

Hermoso poema con mensaje...

Besos.

María dijo...

Gloria: Me encanta que te pases y que te quedes todo el tiempo que quieras, yo también me acomodo entre tus versos y tus historias.

Marisa: No sabes cuanto me alegra que te guste el poema y que te pases por aquí. Gracias de corazón.

AdR: Has entendido muy bien ese deshojar de margaritas intentando descifrar unos ojos. Gracias.

María dijo...

Rodri: casi mejor, es a veces, no verlo, pero sí lo he visto. Un beso, nos seguimos leyendo...

Anita: Siempre hay miraditas que atrapan, que siga así...Besos.

Ruben: No dudes que me pasaré por tu blog y leeré tu poema. Gracias por pasarte por aquí.

María dijo...

Ignacio: Si que nos cuentan mucho, a veces queremos verlo y otras...preferimos soñar con lo que nos gustaría ver... Un abrazo.

Juanma: Siempre me gusta leer tus comentarios y pasarme por tu blog. Agradezco mucho el cariño con el que me hablas, es maravilloso. Un beso.

María dijo...

Anónimo: embelleces más si cabe con tus palabras todo sucede, eres maravilloso.

Interpersonem: Tienes razón a veces es precisamente esa densidad la que nos pierde, la que nos embauca, la que nos deja via libre para soñar con la irrealidad.
Un abrazo.

Manuel dijo...

Una mirada lo dice todo...

iona dijo...

y se me resvala todo entre los dientes
qué preciosidad

salvadorpliego dijo...

Los ojos son y serán siempre un espejo de las letras del poeta. Un cierre de maravilla en tu poema. Un placer leerte.

Ignacio Reiva dijo...

Los ojos no mienten, a pesar de uno.