sábado, 3 de enero de 2009

EL TICKET DE LA HORA

Quizás nos habíamos dicho más cosas con la mirada de las que nunca podríamos haber verbalizado. Conscientes de nuestras irreconciliables diferencias armamos un muro de incomunicación para no desgarrar la magia que nos hace permanecer horas amándonos porque sí. Sabíamos que romper esa tregua podría humanizar el hechizo que suponía entrevistarnos con los ojos y con las manos. Ayer me hiciste un regalo envenado: un ticket de una hora para decir la verdad. Ya no podías seguir amando sin la certeza que ofrecen las palabras. ¿La certeza de las palabras? ¿Hay algo menos infalible que el verbo? Tuvimos nuestra dosis de verdad y vino a confirmar lo que me habían dicho tus manos y tus ojos. Nuestro tiempo de realismo parió palabras de amor y la validez del ticket caducó antes de que habláramos de la imposibilidad de materializarlas, mi amor.



Y a pesar de todo, tus brazos son mi oasis…

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Maravilloso, pero peligroso, miel con espinas...
Era tu regalo, el que tú querias.
Nunca mais...

marisa dijo...

Qué dulce derrota final.
Un beso guapa.

Carmen dijo...

Deberían traernos los Reyes tikets de una hora para decir la verdad, estoy segura de que otro gallo o gallina cantaría. Bonito relato. Gracias por quedarte en mi blog, yo ya también te sigo de cerca. Besos.

Anita dijo...

Verdades, verdades que casi nunca son completas...siempre guardan algo de engaño, porque en el fondo...solo tú sabes tu verdad completa. Que miedicas somos.

un beso!

Caro dijo...

Hola preciosa!!

Maravilloso relato!!,te iba a escribir muchas cosas...pero estoy demasiado atacada!!!arg!!.Sólo decirte q como siempre ha merecido la pena...estaba aki,intentando centrarme en mis apuntes...me he acordado de tu blog...y boom!!!,un ticket de una hora...creo q más pronto q tarde,yo se lo voy a regalar a alguien...y a ver q resultado da!.Yo no tengo miedo,nunca lo he tenido (o casi nuca,no ha decir lo q siento)...pero...q hacer cdo el temor viene de fuera,y no lo puedes controlar...?,ummm...
GRACIAS x la inspiración!
Mil besos

david dijo...

los tickets caducados se tiran a la basura, o se reciclan o se devuelven, o se compran otros tickets. hay millones de tickets,tickets de colores, tickets para el circo, tickets de avion para huir muy lejos, tickets de teatro, tickets,tickets, tickets..pero los tickets caducan y si no se usan a tiempo, uno se pierde la funcion!
besos guapa, increible lo que escribes...

Anónimo dijo...

Esto no es un relato joder es la vida misma en estado puro.