miércoles, 10 de diciembre de 2008

QUERIDOS REYES MAGOS:



Este año, como todos, no he sido muy buena, al menos dentro de los cánones oficiales que rigen el comportamiento de las niñas buenas. Mi delito es peor si cabe, me divierte pegarle patadas a los cánones, simpatizo con la rebeldía, la trasgresión me hace sonreír pícaramente, adoro a Eva y al guiño que supone saltarse las normas impuestas y decidir morder la vida, sentirla en su propias carnes, existirla en lugar de alienarse. Sucumbo todos los días ante los placeres y lo más irritante de todo, no pienso dejar de hacerlo. Ilustrísimas Majestades, no me lo tenga en cuenta a la hora de pasar por casa porque una cosa es segura jamás he hecho daño a nadie intencionadamente y el amor mueve mi vida. Hace mucho que no os escribo pero este año estoy tontona y voy a pedir unas cuantas cosas:

- Quiero dormirme todas las noches con la conciencia tranquila y despertar todas mañanas con un abrazo.
- Quiero un beso de esos que te encogen el estómago y te estremecen el alma.
- Quiero que me escriban un poema tipo: “tengo más deudas con tu espalda de las que nadie tendrá jamás con la luna…y no me hablen de paisajes sino han visto su cuerpo”.
- Quiero permanecer en mi estado de aprendiz eterna e irreverente. Que me llueva la vida, mojándome con sus gotas.
- Quiero tiempo para ensimismarme con el reflejo de la luna, acariciarme los pies con la arena caliente de un sol que atardece, tiempo para soñar…
- Quiero seguir formando parte de vidas y quiero que forméis parte de la mía.
- Quiero cantar solos y duetos en la ducha.
- Quiero oportunidades y un futuro imprevisible.
- Quiero conversaciones eternas y apasionadas.
- Quiero saber a que “saben los labios que nunca mienten”.
- Quiero llorar desgarradamente y reír a mandíbula batiente, cuando me olvide de vivir.

Querido Melchor, estimado Gaspar y apreciado Baltasar… he aquí mis deseos, en mi ventana brilla la estrella de oriente, no paséis de largo, prometo dejar anís, polvorones y apretar los ojos haciéndome la dormida.

4 comentarios:

Isabel Ma. dijo...

Me ha encantado tu carta y todo lo que dices.
Me he quedado "colgada" de tu entrecomillado en el que haces referencia a una poesia, la he copiado en google por ver si seguía con más frases así y bebérmela y me ha llevado a un blog de un tal tayler durde y ya es cuando he terminado de derretirme...
No sé quién es, pero qué manera de escribir y poner la piel de gallina con ese " siempre he tenido predilección adictiva por la nostalgia que hay en los pequeños detalles de la gente que ya no ves...". Me hago una idea de quién puede ser, pero no estoy segura...
En fin, que a mí sí que me encanta leerte...

Un beso preciosa.

María dijo...

Hola, guapa!! Tú si que eres preciosa. El poema a que hago referencia lo conocí a través de un amigo y te mando el enlace que en su día me hicieron llegar a mí (qué bonito esto del tráfico de poesía), pertenece a un escritor llamado Carlos Salem. Estoy convencida de que lo vas a disfrutar, tu sensibilidad me lo ha dicho.
BESITOS.
http://es.youtube.com/watch?v=0cCLPmcVstc

María dijo...

Por cierto, ¿me das las referencia del blog y seguimos con el tráfico? Lo estoy buscando y no lo encuentro... y esta mañana necesito que se me erice la piel!!

Anónimo dijo...

¡Tus deseos me parecen tan justos y necesarios! Yo los compartos cien por cien. Ya verás que te dejan alos pies de tu cma todos estos sueños hechos realidad.
Un beso guapa y felices fiestas.
Rosa.