viernes, 20 de marzo de 2009

¿RECUERDAS, ABUELA?


Las sádicas paradojas de la edad maldita
marchitaron tu abrazo para siempre:
la fuerza detrás de tu debilitada figura y
la vida escondida en tu sonrisa doliente.

El ocaso inmutable enmudeció
tus besos sonoros e incesantes.
La muerte inmortalizó las ganas
de adornarme con tu mirada de niebla,
de agarrarme a tu inmenso regazo,
de beberme tu devoción de abuela,
de cuidar religiosamente tus vigilias.

Se me derraman las palabras
al compás de tu recuerdo.
Lloro en cada verso tu ausencia
y sonrío a cada lágrima porque
te vuelven a nacer en mi memoria.

Se me derrite el dolor si imagino
cuánto me quisiste, cuánto te quiero,
y me duermo en tus canas para
acomodarme en tu pecho eterno,
durmiendo el olvido,
olvidando que duermo,
durmiendo contigo,
como tantas noches...
¿recuerdas?

28 comentarios:

Juanma dijo...

Bueno...para llorar, para sentir, para emocionarse, para desear conocer a tu abuela y dormir también en sus canas. Hermosísimo poema, querida mía.

Y otra cosita. Una pequeña joya de Gloria Fuertes titulada "Autobiografía": "De pequeña nunca hice novillos". En fin, compartimos pasiones.

Besos.

Anónimo dijo...

Pues sí, lo conseguiste, me hiciste llorar. Me emocionas en cada palabra, me das fuerza y me guías.
Tu abuela, mi abuela... compartir noches de vigilia, gusanitos, ternura.
Gracias por hacerme recordar.

rodri dijo...

sentimiento a flor de piel, entrañable homenaje a tu abuela...qué belleza.
BESOS

Mamen dijo...

Yo no tengo palabras cariño, pero hoy me he puesto rimmel para venir a ver a tu madre y ya lo he fastidiado.

Anita dijo...

pero que preciosidad María!
muy tierno, me hubiera encantado saber qué se siente cuando tienes un abuela, yo a una no la conocí y a la otra era muy pequeñita y no me acuerdo. Bueno me quedará el experimentar el sentimiento de ser abuela :P
Un besazo!

María dijo...

Juanma: estoy emocionada por tus palabras, porque hayas deseado conocer a mi abuela (era digna de conocer)y encantada de que compartamos la pasión por Gloria, he releido tu recomendación, gracias por hacerla. BESOS!!!

Anónima: noches, gusanitos y ternura...hermana, que me pienses tu guía sabes que me emociona. Pero no olvides que tú tienes todas las herramientas para hacer solita todo lo que tu quieras. Te adoro.

Rodri: Muchas gracias por entender con cariño mi homenaje.

María dijo...

Mamen: gracias por entrar en este mi pequeño espacio...y por emocionarte, sé que entiendes el sentimiento, sé que sabes como era...y cuánto se hacía querer.

Anita: es cuestión de suerte sentir ese amor de nieta...yo me la encontré y fue muy especial. Nunca olvidaré sus ojos llenos de amor ni sus apretujones....jajajaja.
BESOS Y GRACIAS GUAPA!!!

Miguel Ángel Y. dijo...

Bello, bello, bello...entreverado de ternura, nostalgia, sal de la Bahía y sol atlántico...
"Se me derraman las palabras
al compás de tu recuerdo".
Puro sur, María...Besos.

impersonem dijo...

Hay tanto afecto hacia tu abuela y tanto dolor por su ausencia que sólo puedo admirar tus palabras en los versos y acompañar tu dolor respetuosamente. Siento su ausencia... esta vida es así de dolorosa.

Besos para ti y uno más para tu abuela.

JUAN JES dijo...

Pues ya que vienes de esa estirpe, consérvala, que ella perdure en ti, sigue su obra, al imitarla le harás el mejor homenaje.

El poeta eslavo Vasko Popa tiene un poema a su abuela, cuenta cómo la enterraron en el viejo cementerio de Belgrado, cómo los enterradores alzaban sus palas al brillo del sol y luego apisonaban la tierra dando saltitos y Popa dice: "cómo hubiera gozado mi alegre abuela esta última danza en su honor".

Allek dijo...

precioso texto.....
te dejo un fuerte abrazo"

Roberto Esmoris Lara dijo...

Ay, mi niña, qué hermosa poesía...como te siento desde mi "abuelidad". A pesar de mis años todavía recuerdo a mis abuelas, Tomasa y Dominga, trayéndome a la cama su benemérito tazón de leche, el símolo callado de todas sus ternuras.
Te quiero mucho, María, me pusiste como una estrella azul en el corazón.
Besos del REL

Maribel dijo...

Leyendo estos versos me he sentido muy afortunada de tener aún abuelas.
Pero también culpable, ya que a veces inmersa en la rutina, y por excusa, la lejanía de que viven lejos, no me paro a recordar la suerte que tengo.
María, sinceramente, un lujo que compartas con nosotros/as tu ternura...un besito.

El corazón de Atalanta dijo...

que precioso homenaje a tu abuela, es cierto que son siempre tiernas y cariñosas y nunca nos ven un defecto

un beso y gracias por tus lindas palabras en mi blog

cieloazzul dijo...

Que lindo recuerdo, aunque lleno de nostalgia y amor, pero sé que al recordarla, al escribirle éstas lindas líneas, ella vuelve junto a ti y te arropa...
Un abrazo apretadísimo..
y besos...

Roberto dijo...

Que maravilloso poema María...un ejercicio de poesía emocionante...
Me has estremecido.
Recuerdo cuando me hablabas de ella.Tienes una capacidad para sentir brutal, infinita...
por eso eres una poeta con mayúsculas...para mí siempre lo serás.

un beso

Esther dijo...

Todo un ejercicio de vindicación a las mujeres sabias...a las abuelas.Gracias por hacerme recordar a mi queridisima Ana,mi abuela.

María dijo...

Miguel Ángel: la sal de la bahía y el sol las llevo tatuadas, no puedo más que agradecerte tus amables palabras y el cariño que te hace compartirlas conmigo. Un beso

Interpersonem: hay amor y dolor, gracias por tu compañía y por tu cariño, gracias por tus besos y tus palabras. Te sigo amigo!!

Juann Jes: Gracias por compartir esa bella historia, algún día te contaré lo que me pasó en el funeral de mi abuela…algo muy muy parecido, me lo trajiste a la memoria. UN ABRAZO MUY FUERTE!!!

María dijo...

Allek: Te devuelvo el abrazo con la misma fuerza y cariño.

Roberto E. L.: Siempre me emocionan tus palabras, pero hoy más que nunca, si puse una estrella azul en tu corazón, tu has puesto una sonrisa en mis labios. Hacer un blog merece la pena sólo por conocer a personas como tú. El amor es mutuo, amigo, compañero, poeta…

Maribel: Eres afortunada de tenerlas, en ella cabe toda la sabiduría y la vida del mundo. El lujo es que haya personas como tú que se tomen la molestia de leer lo que escribo. UN BESO PEQUEÑITA!!!!

María dijo...

Corazón de Atalanta: de nada, ni más ni menos que las palabras que mereces. Gracias a ti y UN ABRAZO.

Cielo Azul: si que he sentido su abrazo al escribir, gracias por verlo. Otro apretado abrazo.

Roberto: tus palabras siempre me sonrojan, sabes que tengo mis reticencias para asumir adjetivos tan bellos, pero que tú los pienses para mi es todo un orgullo. BESOS, BESOS, BESOS, BESOS, BESOS!!!!

Esther: Las mujeres sabias y ocultadas, las mujeres cuyo saber ha sido disfrazado de intuición o de suerte. Valgan mis humildes palabras para la abuela Ana. UN ABRAZO

Caro dijo...

Ofu!!!!!!!!!!!!mis niñas!!!!,"Anónima" y Mary...q os puedeo de decir...PRECIOSO María,GRACIAS!!!!,me ha traido de vuelta muchas cosas q tenía escondidas en mi cabeza...ummm,necesario siempre...
Por todas las abuelas,por todas las mujeres.
Mil besos

Anónimo dijo...

"tus besos sonoros e incesantes" eso es una de las cosas que todos sus nietos tenemos en la memoria, aun en mi distancia kilometrica y en la cantidad de los dados, nunca note disminución en la calidad, ¡¡¡excelente!!. verano y escapadas eran los momentos para disfrutarlos. aun ahora los sigo necesitando y recordando con alegría y añoranza.
besos maria y muchas gracias.
Jose J.

AdR dijo...

"durmiendo el olvido,
olvidando que duermo,
durmiendo contigo..."


Yo pienso que tú también sabes mirar, y ves halos que rozan a las personas que amas, quizás se fueron, como ella, pero su presencia se ha quedado, y tú sigues sabiendo cómo materializarla en palabras sobre fondo rojo. Nunca pierdas eso.

Besitos.
P.D.: Me hiciste recordar lo que escribí sobre el día en que se fue mi abuela.

lasestacionesdetuausencia dijo...

Me quedo con el silencio del recuerdo, perdido en una telaraña de 110 años. Tu abuela, mi abuela, y su mundo de ternura, para los peregrinos de la esperanza.
Realmente es un placer, andar por tus pasos.
Abrazos
hernán

Jorge dijo...

No sé si llego tarde, no sé si leerás este comentario pero ahora mismo estoy llorando mientras recuerdo a quien me dejo hace poco.
Enhorabuena y gracias por hacerme recordar sentimientos que debería tener a diario.Todos los besos desde Córdoba.

Agencia Digital dijo...

Hermosas palabras, realmente admirable la manera de escribir.

lasestacionesdetuausencia dijo...

Mi abuela de arena sal y mar. Mi infancia de 11 años y tu vejez de ciento diez años.Gracias amiga por darle alegría a mi corazón, con tu poesía. Abrazos
hernán

motowoman dijo...

Maria,cómo me gustaría que algún día mis nietos me recordaran de esa manera en que el dolor y la alegría se entremezclan en los versos...