jueves, 19 de febrero de 2009

ADIÓS DE VUELTA E IDA

Con los ojos llenos de arena
lloraban piedras y caracolas.

Lágrimas cristalizadas
en canicas combatientes
colisionaban con la desidia
y los empeños huidos.

Y el sol bordeó la noche
para fabricar a golpes de luz
un camino de baldosas amarillas.

Sin remedio, fueron conducidos
a la idealización que ofendieron
minutos antes de decirse adiós.

22 comentarios:

Poeta Carlos Gargallo dijo...

Que malos suelen ser los adioses, lo bueno en todo caso sería, como dices, que fueran no solo de ida sino de vuelte, magnificas palabras construidas a golpe de sentidor versos.Felicidades María.
Pd.:Yo tengo la mitad de mi sangre de Cádiz.

gloria dijo...

Con los ojos aún irritados, por la arena, la luz, y las baldosas, queda remanente ese adiós impronunciable en mi alma almada...

Precioso...

Un beso, María.

María dijo...

Qué bonito poema, tocaya María, un placer haber leído este post, ahora voy a pasar página, a ver qué tienes en el anterior.

Un beso.

©Claudia Isabel dijo...

Muy bueno!
siempre tendemos a idealizar aquello que perdimos y si fuimos nosotras las que dejamos de amar, no podremos evitar pensar que esa es la persona que más nos amó!
Un abrazo

Juanma dijo...

El título me parece una genialidad. Los dos primeros versos me fascinan. El resto del poema me encanta. Has conseguido lo que, en mi opinión, debe perseguir un poema: coger la cosa, y describirla, en su momento poético (todo tiene un lado poético que se muestra en algún momento dado, se trata de atraparlo).

Besos.

rodri dijo...

Verrà un nuovo temporale e finirà l’estate.
La quiete dei colori autunnali a riflettersi sulle strade e sugli umori.
Come il dolce malessere dopo un addio
(Vendrá un nuevo temporal y acabará el verano.
La quietud de los colores otoñales a reflejarse sobre las carreteara y los humores.
Como el dulce malestar después de un adiós.)
Tu final me ha recordado ha esta canción de battiato, te envío el enlace por si la quieres oír.
http://www.youtube.com/watch?v=IuwDqkebpto
Besos

Anónimo dijo...

El camino de baldosas amarillas era inexorable...en ese instante se me paró el mundo, y allí solo estábamos tu y yo: Presenciamos la disolución del tiempo durante una décima de segundo, despús ya nada sería como antes.
Aún recuerdo el aroma de tu piel, el crujir de mundos que es contemplar tu mirada, y los dos buscando respuestas al caminar por el sendero amarillo...

te beso María

Roberto dijo...

¿Algún día me contarás el secreto?
¿desentráñame el mecanismo que te une a las palabras?

Mendigo mis poemas por ahondar en el secreto junto a ti...

no dejes de escribir nunca María!

un beso

AdR dijo...

Cómo me ha gustado ese camino de baldosas amarillas bordeando a la noche.

Por ese camino que construimos, antes de las despedidas, hay adioses de ojos llorando esos empeños y desidias de las que hablas... unas duermen, otras cantan.

Besos

marisa dijo...

María me gustan esas imágenes oníricas que nos revelan una situación tan real.Besos

salvadorpliego dijo...

Un verdadero placer leer tus letras. Te felicito.

María dijo...

(A las personas nuevas que se han sumado a regalarme un ratito de su tiempo y pasarse por mi espacio, permitidme que os tutee, enseñando mi intimidad como lo hago, no sé responder de otra manera.)

Carlos: Me han gustado muchísimo tus palabras y tu visita. Mágnifico lo del sentidor de versos...verdaderamente hermoso.

Gloria: Los adioses del alma abren nuevos caminos de encuentros, aprender a vivir en la incertidumbre debe ser, supongo una de las enseñanzas. Déjame que te de un abrazo compañera de adiós.

María: Gracias por pasarte por aquí tocaya, no dudes que te visitaré con mucho cariño. BESOS.

María dijo...

Claudia Isabel: Estoy totalmente de acuerdo...pero esa es la vida, no? Un camino de encuentros y desencuentros. BESOS.

Juanma: Me enorgullecen tus palabras y el cariñoso análisis que haces de mi poema. Y si de verdad he conseguido eso, no puedo pedir nada más...Gracias.

Rodri: Gracias por el enlace, lo miré rauda y veloz...y por supuesto gracias por estar ahí. UN ABRAZO.

María dijo...

Anónimo: Silencio, te beso...

Roberto: Sabes que tus palabras siempre me emocionan, por bellas, por cariñosas y porque vienen de tu mano. Un abrazo largo, largo...

AdR: Después de haber pasado por la scriptoria tus palabras adquiren un sentido especial. Tu espacio es mágnifico, me regalaste una mañana de llena de emociones. Gracias.

María dijo...

Marisa: me agrada siempre que te guste lo que hago, que te gusten esas imágenes. Gracias por estar ahí.

Salvador: El placer es mio, un honor que pases por aquí, me leas y encima me dediques hermosas palabras...¡Qué más puedo pedir!

Roberto Esmoris Lara dijo...

María, qué intensamente sientes y te siento.¡Tanta poesía!
Gracias, amiga.
Besos

germinal dijo...

me has reconfortado. una agradable y cálida postal viene a mi cavilar.

María dijo...

Roberto E.:tus palabras son mimitos para mi...Gracias maestro!

Germinal: Gracias por visitar mi blog, he hecho lo propio con el tuyo, recién salidito del horno...ánimo!!

Anónimo dijo...

Que bueno Maria,mi niña. Yo que te conozco y sé que bonita eres por dentro, me alegro que tengas ese don de palabra. Así, la gente que no tiene ese placer, puede verlo en tus palabras y reflexiones.(algo es algo, jeje).

la "mijita" sorprendida.

Un besazo.

César Lamara dijo...

Qué impresionante ritmo. Tu blog es uno de esos extraños blogs en los que uno puede entrar no sólo para disfrutar sino también para aprender. Muchas gracias por ese poema.

María dijo...

Mijita: Bonita por dentro...¿sabes que ese es uno de lo piropos que más me gusta escuchar? BESOS CARIÑO.

Cesar: de verdad que me crean un extraño rubor, lejos de la modestia...las sensibles palabras que me regalas...aprendemos mutuamente y se aprende de todo cuando la actitud ante la lectura es curiosa y profunda...debe ser la tuya. BESOS.

Proyecto de Escritora dijo...

siempre he querido seguir ese camino de baldosas amarillas...
Muy bonito el poema!

Besos!